El perfil de lo invisible

Sinopsis
Animación donde figuras de animales, entre ellas aves, felinos y otros se relacionan y enlazan con personajes humanos.

Reseña
Gonzalo Pflücker (Lima, 1949), su creador, había estudiado Letras, así como Pintura y Escultura en la PUCP. Ganador, en 1979, de una beca Fullbright, daría inicio al proceso de producción del corto antes de realizar un Postgrado de Pintura en el Pratt Institute de Nueva York. Regresaría a Lima en 1981. La idea de producir la película había partido de un amigo suyo, el cineasta Arturo Sinclair, quien, interesado por su línea artística, le encargaría concebir una historia y narrarla a través del dibujo animado. Al momento de comenzar la animación, Pflücker, según él mismo cuenta, no tenía una idea clara del argumento, el cual iría tomando forma de manera prácticamente inconsciente, a medida que iban apareciendo los personajes y daban lugar a determinadas situaciones. Mucho ayudaría a definir la línea argumental, en todo caso, la influencia metafísica que partía del misticismo oriental con el que se hallaba identificado el artista en aquel entonces. En términos generales, el guión, que contiene elementos de mito y de surrealismo, se basaría en la idea de que la unidad da lugar a la dualidad, el concepto de los opuestos contrarios, representado por la interacción de blancos y negros, permanentemente presente en las cambiantes imágenes. Instruído por Sinclair en los rudimentos de la animación, el artista contaría, como instrumento de trabajo, con una pequeña mesa de vidrio sin pavonar, de fabricación artesanal, con la cual daría inicio al proceso de animar los dibujos. Aunque el propio Pflücker asumiría la mayor parte de esta labor, también contaría con asistentes, entre los que se incluirían su hermano, Alejandro Pflücker y Juan de Althaus. 
En el curso de la creación del film, en el que se observaba el gran sentido del diseño manejado por el realizador, destaca el hecho de haberse servido en pocas ocasiones del acetato, realizando, la mayoría de las veces, la laboriosa tarea de animar a la vez personajes y fondo. La primera etapa fue culminada tras cuatro o cinco meses de trabajo. Recién a los cinco años, tras el alejamiento de Sinclair, Pflücker retomaría el proyecto gracias a un capital invertido por Carlos Ferrand. A esto seguiría otra interrupción más durante un tiempo, hasta que, finalmente, conseguiría el apoyo del productor Manuel Valdivieso, quien financiaría el trabajo faltante y pondría a su disposición la infraestructura de su empresa Telecine. Tras el medio año que duraría, aproximadamente, esta etapa, la cinta (filmada en blanco y negro) quedaría concluída. El sonido del corto fue encargado a Juan Luis Pereira, Fernando Silva y Arturo Ruíz del Pozo, quienes elaborarían un fondo musical a base de guitarra eléctrica, una interpretación ceñida al carácter de las imágenes, que se realizaría posteriormente a la etapa de animación. 
Desde el estreno, en plena década de los ochenta, la cinta tendría una gran aceptación de parte del público y de la crítica, permaneciendo exitosamente alrededor de seis meses en la cartelera local. En 1986, El Perfil de lo Invisible, considerada por Nelson García una de las más perfectas películas animadas peruanas, ganaría el primer lugar en animación en el Concurso Nacional de Cine en Cortometraje. A este galardón, se agregaría el Premio Nacional de Sonido, que ratificaría su excepcional calidad.
Raúl Rivera Escobar

Reparto-créditos

TELECINE (Producción)
Gonzalo Pflucker ( Dirección,  animación, guión y dibujos)
Victoria Chicon (Edición sonido)
Javier Zapata (Edición y cámara)
Arturo Ruiz del Pozo (Música, Sintetizador y clarín )
Belisa Salazar (Voz)
Juan Luis Pereira (Guitarra)
Raúl Pereira  (Vientos)

Referencias bibliográficas y/o Web
Rivera Escobar, Raúl (2011) El Cine de animación en el Perú: bases para una historia.Lima: Universidad Alas Peruanas 


Ver registro completo del video